Cómo elegir: motosierra de poda

Después de muchos años escuchando las dudas de nuestros clientes, podemos decir que la que más se repite es “¿cual es la máquina que necesito?”. Por ese motivo nos decidimos a escribir una serie de posts para ayudar en lo posible en la elección de una máquina adecuada a cada cliente y a cada trabajo. Sabemos que en el trato cercano es dónde mejor podemos aconsejaros, pero esto os puede ayudar a tener una idea global de qué tipo de máquina necesitáis.

En primer lugar debemos distinguir entre el cliente particular y el profesional. Las exigencias, como es de esperar, no son las mismas en una máquina que trabajará en momentos puntuales o en una que lo hará de forma continuada, a altas revoluciones y, en la mayor parte de casos, condiciones extremas o sin mantenimientos adecuados. Por eso diferenciaremos a los dos tipos de clientes sin obviar la calidad final de la máquina. Si en algo podemos diferenciarnos de los demás es en eso. En Forestal Andión primamos que haya un trato cercano y no una simple venta. Procuramos dar todas las explicaciones posibles, tanto técnicas como personales, para conseguir que nuestros clientes sólo se preocupen de hacer un trabajo y no de pensar que no tienen con qué hacerlo, o que no tienen la máquina indicada. Y en el caso de los profesionales, que no gasten mucho dinero en reparaciones o horas perdidas de operarios con máquinas averiadas. Por eso intentaremos guiaros en vuestra compra lo mejor posible, con los datos y la experiencia que tenemos en nuestro servicio postventa.

Empezaremos con el uso particular. Lo primero que debemos tener en cuenta es que necesitamos una máquina ligera, con un encendido fácil y no un precio demasiado elevado. Al mismo tiempo debemos tener en cuenta que el cliente particular usará, en la mayor parte de los casos, esa máquina para muchas más cosas que poda. Nuestra experiencia así nos lo dice. Es una máquina ligera y cómoda, por lo tanto se usará en ramas pequeñas para hacer fuego, pequeñas estacas y, en general, cortes que no necesitan demasiado cubicaje. Por lo tanto, y sabiendo todo lo anterior, debemos comprar una máquina que no sea demasiado cara y ligera, pero al mismo tiempo una máquina semiprofesional. Por ello buscaremos una máquina de cárter de plástico pero de una serie semiprofesional. En el caso de Husqvarna la T525. Es una máquina que nos gusta especialmente, la serie 500 de Husqvarna nos indica que es una máquina profesional, pero aún así su precio no es excesivamente elevado y sus prestaciones son excelentes. Contaremos así con una máquina de garantía, ligera y con arranque muy fácil.

Husqvarna T525

En el caso de los profesionales deberemos orientarnos a algo totalmente diferente. Buscamos una máquina que sacrifique en parte el bajo peso pero que nos aumente duración, prestaciones y, sobre todo, que nos evite averías. Obviamente en este campo cada profesional sabe mejor la máquina que necesita, pero aún así os indicaremos algún dato técnico que os puede ayudar a la hora de una decisión final. En primer lugar, en nuestra opinión, un profesional de poda intensiva a baja altura (en este caso obviamos en parte la poda en altura) necesita una máquina con cárter de magnesio. La acumulación de horas de trabajo a altas revoluciones (y la falta de mantenimiento en muchos casos) hacen peligrar a largo plazo la duración de las máquinas. Aparte de eso, el cubicaje es mayor lo que se traduce en mayor potencia, por lo que podremos cortar ramas de más diámetro si es necesario, lo que es muy habitual en poda de baja altura. Por todo ello compensaremos la diferencia de peso. En este caso, en Husqvarna, recomendamos la T540XP II. Tendremos una máquina potente, robusta, con un peso equilibrado y la posibilidad de colocar distintos tamaños de espada.

Husqvarna T540XP II

Para poda de altura cambiamos completamente de preferencias. Necesitamos una máquina ligera (la llevaremos colgada en trepa), con arranque fácil (la apagaremos y arrancaremos en muchas ocasiones) y todo esto sin renunciar a calidad, duración y altas prestaciones. Para ello recomendamos dos tipos de máquina, siempre de la serie 500 en el caso de Husqvarna, la T525 (máquina de combustión) y la T535iXP (máquina de batería). En los dos casos, sobre todo en la T525, ganamos en ligereza y en el caso de la T535iXP en arranque fácil puesto que sólo tendremos que pulsar un botón, lo cual a varios metros de altura es muy beneficioso. En los dos casos tendremos una máquina con cárter de plástico pero que no trabajará muchas horas seguidas ni a muchas revoluciones (en el caso de la T525 por su motor a combustión) lo cual no será un problema en su duración. Además en los dos casos contaremos con una serie de anclajes idóneos para colgarla del arnés o cinturón.

Husqvarna T535iXP

Desde Forestal Andión intentamos orientaros con estos consejos y esperamos que sean de mucha utilidad para vosotros. Aún así entendemos que cada cliente tiene condiciones particulares en cuanto a trabajo, edad, o preferencias personales. Esperamos que os sean útiles y que si tenéis dudas os pongáis en contacto con nosotros a través de nuestras redes sociales, mail, teléfono o tienda física. Estaremos encantados de resolver cualquier duda que se os presente a la hora de comprar una máquina nueva.

Deja un comentario